Bodas de oro en el sacerdocio

The file could not be created.
ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Bodas de oro en el sacerdocio

Querido Sr.Obispo, don Joaquín, querido Sr.Arcipreste y párroco, don Guillermo, hermanos sacerdotes concelebrantes y hermanos todos en el corazón de Cristo.

-A lo largo de mis 50 años de sacerdocio y en el trato continuado con novios, matrimonios y adultos en general, siempre recomendé a todos la celebración del aniversario de las bodas, tanto las de plata como las de oro, después de casados.

-Es un acontecimiento de primer orden-único e irrepetible - en la vida de la familia y de las personas y deberían todos esforzarse en dar a este evento el mayor realce.

-Por idéntica razón, los sacerdotes debemos celebrar este acontecimiento –único en nuestra vida- en actitud de profunda acción de gracias a Dios, acompañados por aquellas personas con las que nos unen lazos de familia, amistad o compartir la misma fe.

 

-Esta es la razón principal de la celebración de la Eucaristía, en este día 23 de Junio de 2007, en el que se cumplen los 50 años de mi ordenación sacerdotal, en el seminario salesiano de Carabanchel Alto, con 16 compañeros más de curso. La vida fluye incontenible y no se para. De los 17 compañeros ordenados aquel 23 de junio de 1957,

dos de ellos han muerto, uno muy deteriorado en su salud, otro en silla de ruedas, 5 se han secularizado, y los restantes dispersos por España, ejerciendo el ministerio, lo mejor que podemos y dando gracias a Dios por el don de la vocación e invocando la misericordia divina por nuestros fallos, infidelidades, pecados e incoherencias.

 

Del tema de la vocación precisamente, nos habla la festividad del día. Natividad de S.Juan Bautista y la Palabra de Dios , en la liturgia de esta misa.

-1ª Lect.del libro de Isaías. El Dios eterno, cuenta con cada persona desde el inicio de su existencia y le encarga una tarea distinta y peculiar a cada uno. No se debe olvidar que en el tema de la Vocación o llamada de Dios, La Iniciativa siempre parte de Dios

“Estaba yo en el vientre y el Señor me llamó; en las entrañas maternas y pronunció mi nombre”. Misterio profundo. Cada uno de nosotros hemos sido elegidos personalmente por Dios para una misión concreta. Dios sigue esperando mucho de cada persona.

“La vocación de cada uno se funde con su propio ser- según Juan Pablo II: Se puede decir que vocación y persona se hacen una misma cosa. Esto significa, que en la iniciativa creadora de Dios entra un particular acto de amor para con los llamados, no solo a la salvación, sino al ministerio de la salvación. Por eso desde la eternidad, desde que comenzamos a existir en los designios del Creador y El nos quiso criaturas, también nos quiso llamados, predisponiendo en nosotros los dones y condiciones para la respuesta personal, consciente y oportuna a la llamada de Cristo o de su Iglesia. Dios que nos ama que es Amor, es también Aquel que llama”

 

Lo que realmente importa no es el estado a que uno es llamado, sino el amor y fidelidad con que cada persona responde libremente a la voluntad divina. 4 PASOS

1-Elección -antes de crear el mundo. Desde siempre todos estamos en la mente de Dios.

2-Vocación ( llamada de Dios por nuestro nombre) “No fuisteis vosotros los que me elegisteis a Mí, sino fui yo quien os elegí a vosotros y os llamé para que déis fruto y vuestro fruto dure”

3-Misión( concreta y distinta para cada persona)- MEDIOS- día de mi ordenación recuerdo pedí la misma gracia que pidió S.Juan Bosco: La eficacia en la palabra…

Todo para ser Testigo de la luz y preparar un pueblo santo para el Señor. SER Ministro de Dios, Colaborador con Jesús al servicio de DIOS y de LOS HOMBRES.

4-Consagración( dedicación por un sacramento: del orden, del matrimonio o a la vida consagrada.

 

Del SACR.del ORDEN guardo recuerdos imborrables, como los casados del día de su boda : *Tirados por tierra en oración. -NADA ANTE DIOS-

*INVOCACIÓN AL E.SANTO-Luz y fuerza –Letanías de los santos.

*IMPOSICIÒN DE MANOS en la cabeza del obispo y todos los DEMÀS

*MANOS CONSAGRADAS(oleo y aceite) cinta atadas las manos.Mamá

*Poder de consagrar el pan y el vino (entrega del cáliz y la patena)

*Poder de perdonar los pecados.

*Promesa de Obediencia al Obispo

*Beso y abrazo del Prelado

*Enhorabuenas de todos los asistentes

- Momentos imborrables y emotivos. Luego en días posteriores.Saborear.

Primera misa, con el fervor y la ilusión creciente de años, antes que la RU TINA convirtiese a algunos en FUNCIONARIOS de lo sagrado.

 

Lo más grande de ese evento : ALIANZA(pacto) DE AMOR entre Dios y sus criaturas

DIOS –abundancia de gracias. Siempre FIEL al amor a sus criaturas.”Xto no fue –dice S.Pablo primero SÍ y luego NO, sino un SÍ perenne de su amor”

¿CUÁL HA SIDO MI RESPUESTA PERSONAL?. Luces y sombras. Entre éstas, mis infidelidades, mis incoherencias, mis pecados de pensamiento, palabra, obra y omisión También me he sentido Instrumento de Dios en la Iglesia y fuera de ella – Con mi predicación de la Palabra de Dios , mis escritos, dirección espiritual, dispensador de los sacramentos, en especial la confesión, la Eucaristía, los bautizos y las bodas…LLEVAR A DIOS A LA GENTE. Mi lema sacerdotal.”Que tengan vida y la tengan en abundancia” Vida de Dios , vida de gracia, vida eterna como hijos de Dios

 

CONFESIÓN PÚBLICA. He experimentado en mi vida el amor de Dios. Aposté por Jesús y JAMÁS ME HA FALLADO NI DEFRAUDADO. Como S.Pablo puedo también yo:”Sé muy bien de quien me he fiado”.

HOY, con todos vosotros, compañeros sacerdotes, familiares, amigos, conocidos, os invito a decir con el salmista “DAD GRACIAS al Señor, porque es bueno, porque es eterna su misericordia”-

AL FINAL DE TODO, de la peregrinación de nuestra vida, estemos bien seguros que al desaparecer todo y todos, siempre nos quedará EL, el amigo, el Padre, el Dios uno y trino, que será nuestra vida y felicidad para siempre. Comprenderemos entonces que

¡¡ MERECIÓ LA PENA¡¡.

 

FINAL- Recuerdo a la Madre .

**La de la tierra. No lo dudo. Está esperando, como todas las madres, la llegada de su hijo a la casa del Padre Dios, con mi padre q.e.p.d., mi hermano (murió en mis brazos cristianamente) de leucemia galopante y con los miembros de mi familia.

**La del cielo. AUXILIADORA. Los salesianos grabaron a fuego en mi alma de niño el amor a M. A. Siempre está en mi mente y corazón aquel canto “Es Maria Auxiliadora, dulce faro de la mar. Es el amor de mi alma, desde que yo supe amar. Ella en mi niñez mis pasos guió, por eso desde niño siempre la quise yo”. Puedo decir yo también

-Como S.Juan Bosco “Ella lo ha hecho TODO EN MI VIDA”

-Como Sto.D.SAVIO al morir. ”Lo que más me consuela en esta hora, “LO POQUITO QUE HICE EN MI VIDA POR ELLA”.

No sé el tiempo que el Señor, autor de todo bien, me concederá de propina, tras la operación del corazón –infarto- a vida o muerte. Todo preparado(confesé, viático., santa unción, testamento, despedida..ENSAYO …PARA LO DEFINITIVO.

Lo que me ha quedado más claro tras esta experiencia es que:

UN SACERDOTE NUNCA DEBE JUBILARSE. Impacto fuerte en Pontevedra. Sacerdote viejito, 92 años, apenas con voz muy gastada, 4 misas y la exposición UN DOMINGO. ¡Padrecito, cómo le debe querer el Señor¡.

Termino recordando A TODOS la misma frase del principio…

“Estaba yo en el vientre y el Señor me llamó; en las entrañas maternas y pronunció mi nombre”. Misterio profundo. Cada uno de nosotros hemos sido elegidos personalmente por Dios para una misión concreta aquí en la tierra. Dios sigue esperando mucho de nosotros.¡QUE NO LE DEFRAUDEMOS¡.

A mis hermanos sacerdotes, con mi sincero agradecimiento, que todos y cada uno, un día, podáís celebrar con idéntica o mayor alegría que yo, vuestras bodas de plata y de oro sacerdotales.

No lo dudemos. La promesa de Jesús en el Evangelio se cumplirá literalmente. “Todo el que deja padre, madre, hermano, hermana, casa, tierra, por mi causa, recibirá el ciento por uno en este mundo-con tribulaciones- y después la vida eterna”. Así será sin duda.

Que El nos acoja en su misericordia infinita a todos sin distinción.

Y ahora como broche final de estas palabras un consejo para todos: No aguardemos a que una persona querida desaparezca de este mundo para recordarla y dar muestras de vuestro afecto, amor y amistad. ¡¡ En vida , hermanos , en vida ¡¡ que es lo que Dios quiere y nos exige nuestra condición de cristianos. Que así sea¡¡

Autor: 

Padre Miguel Rivilla San Martín

Fuente: 

Church Forum www.churchforum.org