La pastilla del día siguiente

The file could not be created.
ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

La pastilla del día siguiente

La pastilla del día siguiente, ¿realmente es inofensiva? 

Mucho se está hablando actualmente de la pastilla del día siguiente. Muchas preguntas nos han llegado sobre esta pastilla. Morning After Day Pill, MAP, como es conocida en Estados Unidos es considerada un método de anticoncepción de emergencia, porque se toma después de haber tenido relaciones sexuales, (hasta 72 horas después).En nuestro país vecino ya se vende la pastilla como tal, a pesar que algunas cadenas de supermercados se han rehusado a venderla en sus farmacias, conscientes de los daños que producen a la madre y al feto. Aquí en México aún no entra al mercado, pero se comenta que la dosis de esta pastilla equivale a tomar dos pastillas anticonceptivas de ciertas marcas en específico, después de la relación sexual y otra dosis equivalente 12 horas después. 

¿Cómo funciona la pastilla del día siguiente? 

La pastilla del día siguiente es una dosis de hormonas que trabaja de dos maneras distintas, dependiendo del momento del ciclo en el cual se encuentre la mujer y cuánto tiempo haya transcurrido después de la relación sexual La primera forma como opera es evitando que ocurra la ovulación. Una vez que ya se tuvo la relación sexual, puede evitar que el óvulo sea expulsado y que no baje por las trompas de falopio, donde suele ocurrir la fecundación, evitando así que los esperamatozoides que se han quedado vivos dentro del cuerpo de la mujer, no encuentren óvulo que fecundar. A esta función se le llama anovulatoria, porque impide la ovulación. 

La segunda forma como funciona es cuando el óvulo ya ha sido fecundado, es decir CUANDO YA HAY UN EMBARAZO, e impide que se implante o anide en las paredes de la matriz. Aquí existe ya un bebé, al cual se le está evitando que continúe su proceso de desarrollo al no permitirle que se implante, ocasionando un aborto. 

Hay opiniones encontradas entre varios médicos especialistas, ginecólogos. Algunos afirman que no es abortiva, dado que se centran sólo en la función anovulatoria de la pastilla, desconociendo el segundo caso, o, también, porque no consideran al óvulo fecundado, antes de su implantación, como una nueva vida. 

Muchas personas no aceptan que antes de que el óvulo fecundado se implante, ya hay una vida, porque es una manera de liberarse de la culpa de destruir un feto, un bebé. Desde el momento en el que el espermatozoide entra al óvulo inmediatamente sucede la división y reproducción de células, lo que significa que ya es un nuevo ser que se está desarrollando y que ya es un ser diferente a la madre. 

Efectos secundarios de la pastilla del día siguiente

Algunos de los efectos que produce esta dosis de hormonas son dolor de cabeza, vómito, mareos, sensibilidad en los senos, fatiga, retención de líquidos, sangrado como si fuese menstruación. Este sangrado puede deberse a la caída de las paredes del útero o matriz, o al aborto mismo. Además, severo dolor abdominal, en el pecho, dificultad para respirar, visión borrosa, dolores fuertes en las piernas. 

Una mujer que utiliza esta pastilla regularmente puede llegar a experimentar complicaciones fatales como obstrucción de venas y arterias, ataques al corazón, paros cardíacos, disfunciones en el hígado, y alta presión arterial. 

Así que, ahora que sabes las consecuencias y la verdad sobre la pastilla del día siguiente, es importante que seas muy conciente si quieres arriesgarte. Acuérdate que parte de la decisión que tomaste al momento de tener relaciones sexuales iba acompañada con la posibilidad de traer una nueva vida a este mundo. 

La píldora del día después

Pregunta: Parece ser que la píldora del día después va a ser comercializada próximamente en las farmacias españolas con receta médica. Al hacer pública la noticia, se ha insistido en que "no tiene nada que ver con la pastilla abortiva RU-486. Según eso, se trataría de un mero método contraceptivo de emergencia. La función de este medicamento sería similar al DIU (dispositivo intrauterino)". ¿Qué hay de cierto en ello?

Respuesta: Hay un principio de sabiduría popular que dice: "Cuando alguien oculta una realidad bajo palabras ambiguas, falsas o tergiversadas, es señal inequívoca de que no tiene la conciencia tranquila en aquello que propone". Aplicando esta máxima a la forma en que se ha dado a conocer a la opinión pública la inminente comercialización del fármaco conocido como "píldora del día después", llegamos a la conclusión de que tanto la ministra Celia Villalobos como las autoridades políticas y sanitarias que le han apoyado, pretenden introducir por la puerta trasera una mayor liberalización del aborto.

         Es cierto que los efectos de esta "píldora del día después" son similares a los del DIU. Pero lo que no se da a conocer es que éste último no es un método anticonceptivo, sino que también es abortivo. Tanto la nueva píldora como el DIU, actúan impidiendo la implantación del embrión en el útero, produciendo un aborto temprano, a los pocos días de la fecundación. En consecuencia, es absolutamente falso que la "píldora del día después" sea un "método contraceptivo de emergencia"; sino que estamos ante un fármaco abortivo. Además, es equívoco afirmar que esta pastilla no tiene nada que ver con la RU-486; pues aunque se trate de fármacos de composición química diferente, y aunque actúen en estadios diversos del embarazo, ambos tienen algo muy sustancial en común: son abortivos.

         Se está hurtando a la sociedad el necesario debate ético sobre el aborto, utilizando la estrategia de la tergiversación de los conceptos y procediendo por la vía de los hechos consumados. De esta forma, se elude la verdadera cuestión; que no es otra que la del inicio de la vida. La biología ha demostrado con rotundidad que el auténtico salto cualitativo tiene lugar en el momento de la fecundación, de forma que todos los pasos posteriores de la gestación, no son sino un despliegue del código genético del embrión, totalmente original e intransferible.

         Y así, mientras que en Europa eludimos los términos del que había de ser el verdadero debate, hemos conocido que el pasado 10 de Octubre, el Tribunal Constitucional de Costa Rica ha dictaminado como inconstitucional la fecundación in vitro; en base al reconocimiento de que la vida humana existe a partir de la concepción y por ello el embrión debe de ser tutelado como un ser humano, sujeto de derechos, especialmente del derecho a la vida. La legislación costarricense es coherente con la afirmación científica sobre el inicio de la vida, prohibiendo en consencuencia el aborto y la manipulaciones de embriones. El texto de la sentencia explicita que los embriones, como seres humanos, no pueden ser congelados, vendidos, sometidos a experimentación o ser desechados.

                 Sin embargo, en aquellos países supuestamente avanzados, como el nuestro, en los que nos hemos colocado de forma colectiva una venda en los ojos, nos engañamos a nosotros mismos cuando hacemos afirmaciones tales como que "la utilización de esta nueva pastilla puede llegar a evitar el 75% de los embarazos no deseados"... Cuando, en realidad, deberíamos de decir que, esta "píldora del día después", para lo único que puede servir es para facilitar el recurso al aborto, superando el condicionamiento de los tres supuestos despenalizados en la ley española; y, en consecuencia, para multiplicar los actuales 50.000 abortos anuales. Cuando se desdramatiza la muerte, la vida pierde valor. Por el contrario, la valoración de la vida, deja en evidencia a cualquier método de muerte, por muy sofisticado y disimulado que sea, como un auténtico drama.

Autor: 

Detente y Piénsalo Bien

Fuente: 

Detente y Piénsalo Bien